26 de julio de 2012

Claro como el agua

La ecología tuvo la culpa: si Narciso, en lugar de mirarse en un estanque de agua clara, se hubiese mirado en un charco, no hubiese sufrido un fin tan siniestro.
Publicar un comentario