14 de junio de 2012

Guardia de frontera

La oratoria es un arte que debe ejercerse con una conciencia clara de sus límites; es fácil que su exceso lleve a la vacía retórica, y de ésta a la sofística no hay más que un paso.
Publicar un comentario