16 de abril de 2012

Sin progreso

La sustitución de las viejas construcciones, anacrónicas y ruinosas, por otras nuevas y flamantes no tiene por qué significar progreso alguno. Efectivamente, no progresamos nada en absoluto si para derrumbar los edificios que se sostienen gracias a las mentiras antiguas usamos como sistema de demolición mentiras nuevas.
Publicar un comentario