24 de abril de 2012

Perseguidos

El poder, por definición, aborrece la rebeldía (el latín rebellis, re bellum), y la más peligrosa de todas es la rebeldía mental.
Publicar un comentario