22 de abril de 2012

No substituible

Cuando la compasión por las víctimas prevalece sobre la indignación por el opresor, el ser humano ha perdido el sentido crítico.
Publicar un comentario