30 de abril de 2012

El remedio

El pensamiento (es un decir...) sectario va frecuentemente unido a un sentimiento, establecido por los estrategas de la doctrina, de pertenencia a una elite que refuerza la dependencia psíquica del adepto en todos aquellos ámbitos que podrían ser origen de disonancia cognitiva.
Publicar un comentario