30 de enero de 2012

El cristal

La supuesta magnificencia de la naturaleza es pura falacia; la naturaleza se limita a ser, es decir, es puro sustantivo. Es nuestra mirada, con todo lo que conlleva, quien le otorga los calificativos.
Publicar un comentario