16 de diciembre de 2011

Autopercepción

La inteligencia puede hacernos, algunas veces, desgraciados. La estupidez nos hace desgraciados siempre; la ventaja es que no nos damos cuenta.
Publicar un comentario