16 de noviembre de 2011

Notas al pie

Pensar que no somos dueños de nuestro destino sería como escribir un libro dejando que otro confeccionara el texto y nosotros limitarnos a escribir las notas a pie de página.
Publicar un comentario