14 de octubre de 2011

Updating

Conservar inalterados a cualquier precio los viejos prejuicios me parece una opción poco recomendable. Es mejor ir sometiéndolos a actualizaciones periódicas, no tanto para abandonar aquellos que se han convertido en inútiles por su obsolescencia como para adquirir nuevos repertorios de innovadores, brillantes y revolucionarios prejuicios por estrenar.
Publicar un comentario