26 de octubre de 2011

Definitivo

Aceptamos, por convención, que la muerte es definitiva, aunque este enunciado sea hecho bajo un planteamiento gravemente afectado de tautología. Lo que deberíamos considerar definitivo, y actuar en consecuencia, es la vida.
Publicar un comentario