10 de septiembre de 2011

Velocidad

La habilidad del felino para la caza de sus víctimas no reside tanto en la velocidad de su carrera como en el silencio con que acecha a su presa.
Publicar un comentario