2 de septiembre de 2011

El umbral

Lo peor de la estupidez no es que sea lamentable, es que, algunas veces, no tenemos más remedio que soportarla.
Publicar un comentario