8 de julio de 2011

En grupo

La disolución de la individualidad en el seno de la colectividad es tan anuladora que si no se supera el sentimiento de pertenencia nunca más el ser humano podrá considerarse un individuo.
Publicar un comentario