28 de junio de 2011

La subversión placentera

Tal vez la mayor ventaja de las convicciones personales, eso que se ha dado en llamar "principios", sobre los dogmas religiosos no está tanto en la posibilidad de subvertirlos como en el placer que se experimenta al hacerlo.
Publicar un comentario