12 de junio de 2011

Autosugestión

Para el crédulo, la única felicidad posible es aquella de la que es capaz de convencerse que posee.
Publicar un comentario