30 de abril de 2011

Humano, demasiado humano

El perdón es específicamente humano, es cierto, pero también lo es el odio.
Publicar un comentario