13 de marzo de 2011

De todas partes

Es una buena medida de higiene que los homosexuales salgan del armario, pero más higiénico parece todavía que no se recluyan en las sacristías a la hora del catecismo.
Publicar un comentario