27 de febrero de 2011

El boleto

A la postre, nacer es como comprar entradas para el teatro: no tenemos ningún poder de decisión sobre lo que sucede en el escenario, sino que solamente alquilamos una butaca el tiempo que dura la representación.
Publicar un comentario