31 de diciembre de 2010

Extinción

La evolución de las ideologías posee varios puntos en común con la evolución de los dinosaurios; a medida que una ideología se va extendiendo, sus ideólogos se ven obligados a hacerla gradualmente más compleja para que pueda responder a las expectativas de un número creciente de adeptos potenciales. Esa misma ilusión de acaparar mercado los hace incapaces de prevenir su extinción mediante un proceso parecido a la muerte por éxito: un cuerpo demasiado voluminoso para un cerebro tan mínimo.
Publicar un comentario