11 de diciembre de 2010

El ahorro

Quien no tiene nada que decir debería callarse. Y quien tiene poco que decir debería decirlo con el menor número de palabras posible.
Publicar un comentario