21 de noviembre de 2010

La contrapartida

No existe ninguna ideología que no exija, en algún momento, alguna renuncia, ni que se conforme con algo inferior al sacrificio del entendimiento.
Publicar un comentario