20 de octubre de 2010

Irrevocable

La mera existencia de las ideologías pone en evidencia que se pueden tomar decisiones sin que sea imprescindible pensar ya que, por definición, las decisiones ideológicas son incuestionables y, por tanto, irrevocables.

Publicar un comentario