10 de octubre de 2010

Etología

El tipo de condicionamiento del que se valen las ideologías ha sido mostrado y puesto en evidencia por la psicología clínica hace décadas: se basa en cambiar las coordenadas mentales sustentadas en combinaciones lógicas -inducción, deducción... en definitiva, aquello que acostumbramos a denominar razonamiento- por el reconocimiento de patrones, un ejemplo clásico de los cuales la constituye la conducta adquirida llamada “imprimting”, “imprompta”. Una vez implantada esta conducta no sólo como prioritaria sino también como única forma de interacción con el medio, ya no importa que el adepto no vuelva a ser jamás capaz de pensar por sí mismo: su medio ha sido modelado de tal modo que ya no le es necesario.

Publicar un comentario