6 de septiembre de 2010

Rituales

Desde el punto de vista de la psiquiatría, toda religión no es más que una monomanía psicótica. En la vida del adepto, sin embargo, la religión, en sí misma, ocupa un lugar secundario; para él, es mucho más importante el sistema de homogeneización y alienación denominado ceremonial.

Publicar un comentario