22 de septiembre de 2010

Qui bono?

Una de las actividades más provechosas de la religión en el campo del proselitismo es la redefinición del absurdo en su propio beneficio.

Publicar un comentario