20 de septiembre de 2010

Gabinete de curiosidades

Cualquier comunidad religiosa se erige en un completo y hermoso centro sanitario: sin ningún requisito de ingreso, aloja el más variado muestrario de las miserias humanas.

Publicar un comentario