21 de agosto de 2010

El engaño voluntario

La aceptación de una mentira como verdad no depende tanto de que su coherencia interna le otorgue la función de alternativa creíble a la realidad como a la predisposición -genética, psíquica, social...- del sujeto a ser engañado.

Publicar un comentario