7 de agosto de 2010

El diálogo imposible

Cuando el marco de referencia es la razón, la discusión es posible, y las discrepancias pueden llegar a tener un alto poder generativo, pueden ser sumamente productivas. Cuando el marco es la irracionalidad -ideologías, creencias, religiones...- la discusión es imposible, y las discrepancias absolutamente inútiles.

Publicar un comentario