18 de julio de 2010

La imperfección

Una diferencia fundamental entre la ciencia y la religión es que mientras que todas las teorías científicas son imperfectas y, por tanto, perfectibles, los supuestos de la religión y las doctrinas son falsos y, en consecuencia, inamovibles. Como se ha dicho en otro lugar, la inmovilidad es enemiga del progreso.

Publicar un comentario