12 de julio de 2010

El sujeto agente

Al igual que sucede con los reproches, la fiabilidad de los elogios que podamos recibir depende de quién nos los brinde. Las alabanzas de la opinión pública, por ejemplo, puede que no excluyan cierto mérito, pero tampoco lo suponen.

Publicar un comentario