20 de junio de 2010

La fe desinteresada

Deberíamos desconfiar de aquellos sujetos que hacen coincidir lo que creen con lo que quieren.

Publicar un comentario