10 de junio de 2010

Capacidades

Algo que nos distingue de nuestros congéneres evolutivos es que, si nos lo proponemos, nosotros podemos adoptar conductas animales, mientras que nunca podemos esperar de ellos conductas que puedan calificarse de humanas.

Publicar un comentario