5 de abril de 2010

La fórmula

Cuando la inteligencia procesa la realidad, se activa la razón y se llega al conocimiento. Cuando, en cambio, la inteligencia no existe, se activa la superstición, y el resultado es la negación del conocimiento, es decir, la religión, que queda definida de este modo como la incapacidad para interactuar con lo real.
Publicar un comentario