23 de abril de 2010

El escudo

Es imprescindible mantener la serenidad de espíritu ante las críticas, sobretodo ante aquellas que sólo ponen en evidencia las carencias de los que las emiten.

Publicar un comentario