4 de marzo de 2010

La conspiración

Las teorías conspirativas no son estúpidas porque sean falsas, si no porque sus formuladores acostumbran a ser imbéciles ociosos incapaces de comprender aquello que tienen a un palmo de sus narices.
Publicar un comentario