4 de febrero de 2010

El cuidado de la amistad

Deberíamos cuidar mejor a nuestros enemigos que a nuestros amigos. Los primeros se limitarán a censurarnos, ya que jamás nos podrán decepcionar; la traición, en cambio, sólo está en manos de los segundos.
Publicar un comentario