8 de febrero de 2010

El aprendizaje

Ninguna de las decepciones que podemos experimentar nos prepara para enfrentarnos al hecho de sentirnos decepcionados por nosotros mismos.
Publicar un comentario