22 de noviembre de 2009

La dirección errónea

Conocer un camino no es ninguna garantía para no extraviarnos.
Publicar un comentario