15 de octubre de 2009

Etimologías

“Cretino”, del francés crétin, deriva de “cristiano”, en francés chrétien.
La Encyclopédie (1754) justifica su uso “porque estos individuos eran considerados personas sencillas e inocentes, o bien porque, estúpidos e insensatos como son, parecen casi absortos en la contemplación de las cosas celestiales.”
Publicar un comentario