27 de septiembre de 2009

Senatores boni viri

En el fondo, la existencia o no existencia de Dios o de dioses es un hecho relativamente indiferente. La verdadera tragedia para la humanidad es la existencia de la religión.
Publicar un comentario