14 de agosto de 2009

El sacrificio continuo

La consecuencia más censurable de las ideologías no es que éstas exijan la entrega incondicional de las pasiones humanas, si no que no cesarán en su inclemente asedio hasta conseguir el sacrificio del entendimiento del adepto.
Publicar un comentario