17 de junio de 2009

Proporcionalidad

Suponiendo que el fanatismo sea susceptible de gradación, es cierto que el grado de fanatismo de un adepto con respecto a una ideología dada es directamente proporcional al grado de falsedad de la doctrina que venera. La actitud fanática, o tal vez cabría decir mejor la “naturaleza” fanática, es la única salida para compensar en conflicto provocado por la contradicción que se desata en ese no-lugar que, por convención, llamamos “entendimiento” del adepto.
Publicar un comentario