27 de junio de 2009

Justine y los santos

Un extenso manual de instrucciones de prácticas sadomasoquistas en el caso de los hombres, y un catálogo de un burdel orgiástico en el caso de las mujeres: esa es la verdadera Leyenda Áurea, la hagiografía cristiana.
Ni siquiera el marqués de Sade, con su incendiaria imaginación, llegó tan lejos…
Publicar un comentario