14 de mayo de 2009

La distinción imprescindible

¡A cuántas inexactitudes ha dado lugar no saber distinguir lo verosímil de lo verdadero!
Publicar un comentario