28 de mayo de 2009

La comparación

Fantasea el personaje insignificante con acrecentar su estatura acompañándose de gigantes, sin caer en la cuenta de que de tal comparación siempre saldrá perdiendo: lo único que se hace evidente es su despreciable pequeñez.
Publicar un comentario