24 de marzo de 2009

Recuperación de diccionarios

Existen palabras que pierden su significado original al ser manoseadas intencionadamente por sujetos ávidos de definir para apropiarse de las nuevas acepciones.

Tolerancia es un ejemplo paradigmático; su sentido original se ha extraviado entre las páginas de los diccionarios, y actualmente ha pasado a designar una ficción debido a la utilización fraudulenta que han llevado a cabo los intolerantes, los perseguidores, los inquisidores, en definitiva: los creyentes.

La tolerancia no tiene ningún sentido si no existe la posibilidad de ser intolerante.
Publicar un comentario