8 de marzo de 2009

La recompensa aplazada

La posibilidad de una existencia futura más allá de la muerte del individuo, un concepto común a todas las religiones a pesar de la engañosa diversidad de sus formulaciones –metempsicosis, reencarnación; la variabilidad de paraísos; la transcendencia de todo aquello que se clasifica como “espiritual”, la conciencia cósmica…-, ¿no acaba siendo el reflejo de un profundo resentimiento contra la vida?
Publicar un comentario