18 de febrero de 2009

Divinas palabras

Tal vez se trate simplemente de una cuestión de lenguaje, pero no por esa razón sea una cuestión baladí: la forma en que los hombres se han dirigido siempre a los dioses es mucho más “divina” que la forma en que éstos hacen saber su voluntad a los hombres. Comparadas con una cantata de J. S. Bach, por ejemplo, las palabras de los dioses son poco más que mugidos coléricos llamando a rebato.
Publicar un comentario