22 de enero de 2009

Las moralejas

Uno de los mayores peligros que conlleva el afán de transcender lo real es el que sea necesario exponerse, para poder traspasar el infranqueable muro de la inteligibilidad, a la teorización mediante las fábulas, las alegorías, los cuentos, las mitologías. Todas esas formas narrativas necesitan interpretación y, por tanto, son tan fácilmente manipulables que es imposible que los profetas y los iluminados pierdan la ocasión de usarlas en su propio beneficio.
Publicar un comentario